Lilliput Market

2 December 2009


..."For days, the beautiful sailboat on which Gullivert was riding sailed quietly until,
venturing through the waters of the East Indies, a violent storm
the ship began to shake like a nutshell.
Impressive waves swept the deck and break down the masts with their sails.
At night, a huge wave picked the boat by the stern and threw
him forward against the seething maelstrom between a
dreadful creaking of timbers and the shouts of men.

..."He couldn't know who had come to Lilliput,
a land where men, animals and plants were tiny.
On the other hand, had not had time to see anything or anyone.
Instead, the lookouts of the kingdom saw him
and ran to town to sound the alarm.
- Has come a giant!"...

***
..."Durante muchos días, el hermoso velero en el que viajaba Gulliver
había navegado plácidamente hasta que, al aventurarse por las aguas
de las Indias Orientales, una violentísima tempestad
empezó a zarandear el barco como si fuera una cascara de nuez.
Impresionantes olas barrían la cubierta y abatían los mástiles con sus velas.
Al llegar la noche, una gigantesca ola levantó el barco
por la parte de popa y lo lanzó de proa contra el hirviente remolino
entre un espantoso crujir de maderas y los gritos de los hombres."...

..."Él no podía saber que había llegado a Lilliput,
el país donde los hombres, los animales y las plantas eran diminutos.
Por otra parte, no había tenido tiempo de ver nada ni a nadie.
En cambio, los vigías de ese reino sí le vieron a él
y corrieron a la ciudad para dar la voz de alarma.
- ¡Ha llegado un gigante!"...


Photobucket

Photobucket

Like a dweller of Lilliput land...
Just so I felt a few weeks ago in my weekly visit to supermarket.
A fun evening, that far from ordinary became a journey through time
recalling one of the stories that most impressed me in my childhood.

Everything seemed to have taken a more typical size
of a giant like Gullivert!


***
Cual habitante del país de Lilliput...
Así me sentí hace unas semanas en mi visita semanal al supermercado.
Una divertida tarde, que lejos de lo habitual se convirtió en un viaje
en el tiempo recordando uno de los cuentos que más
me impresionaron
en mi tierna infancia.
Todo parecía haber tomado un tamaño más propio

de un gigante como Gullivert!


Photobucket
Mmmm...BIG sweet !

Photobucket
(Mobile diary)

1 COMMENTS:

Allure said...

¡Yo también quiero una piruleta gigante! Ahí retorna la envidia infantil...;P

Post a Comment